Abrimos nuestro último post de Budapest con una de las mejores cosas que se pueden hacer cuando viajamos: comer.

Es evidente y lógico, o al menos no lo concebimos de otra manera, que cuando visitamos un lugar, una de las mejores maneras de entender ese sitio, esa cultura, esas costumbres, es a través de su gastronomía.

Como hacemos nosotros siempre, una visita obligatoria es a los mercados, pero la más interesante y más sabrosa es comiendo sus comidas.

Budapest es uno de esos lugares donde la gastronomía suman para que la experiencia de visitar Hungría sea aún mejor. Es una mezcla de diferentes culturas pero con seña de identidad propia.

Son comidas que también habrás podido ver (y comer) en otros países de la zona como República Checa, Eslovaquia, Austria, Rumanía e incluso el norte de Eslovenia.

Pero bueno, mejor verlas y comentarlas. Vamos a hacer un recorrido por las comidas que más nos gustaron y también algún sitio que recomendamos.

COMIDAS

 

GOULASH

Es una sopa de carne de res con papas, verduras y, por supuesto, paprika. Es uno de los platos más típicos de Hungría, y cuando hace frío, entra estupendamente.

 

PAPRIKAS CSIRKE

Otro de los típicos. Es el pollo paprika, o lo que es lo mismo, pollo (a veces pechuga, a veces muslo) con cebolla, lógicamente paprika y una crema agria. Se sirve con arroz o con una especie de gnoquis, que es como lo comimos nosotros.

 

VÖRÖSBOROS PUSZTAPÖRKÖLT BURGONYÁVAL

Detrás de este nombre tan largo y difícil de pronunciar está otro de los platos que nos gustó muchísimo. El estofado de carne en salsa de vino tinto con papas. Está tan delicioso que te parecerá poco el que te sirven en ese curioso recipiente.

 

MEGGYLEVES

Decir maravilloso a este plato, es poco. Esta sopa de frutos rojos es una de las cosas más sabrosas que hemos probado. Se come fría y como primer plato, aunque pudiera parecer más propia de ser un postre. Nos declaramos fans totales de ella.

 

LANGOS

Es una masa frita parecida a la de los churros, pero con forma de pizza, a la que se le añade por encima queso, crema agria y ajo. Puedes encontrarlos en muchos lugares, pero nosotros elegimos (y recomendamos) un puesto callejero que está en la plaza del metro Arany Janos. Se llama Retro Langos

 

KÜRTŐSKALÁCS

Es nombrarlos y se nos hace la boca agua. Esta masa de harina cocinada en un cilindro (normalmente sobre las brasas) es el dulce más famoso de Hungría. Se sirve con canela, con chocolate, con coco, con vainilla…..Creo que probamos uno cada día, pero es que están buenísimos.

 

…Y PARA BEBER

Pues nuestra bebida favorita: la cerveza. Otra de las bonitas costumbres que tenemos es probar las cervezas de los lugares a los que vamos. Aquí probamos unas cuantas, y de las más que nos gustó fue la Soproní.

 

LUGARES

MERCADO CENTRAL

Como ya saben muchos de nuestros lectores, los mercados son uno de los lugares (junto a los cementerios) que nos encanta visitar a cada sitio que vamos. El Central de Budapest sigue manteniendo esa esencia de mercado local y donde puedes ver de todo….sobre todo paprika.

 

FRICI PAPA

Hemos visitado algunos lugares de comidas, pero si tenemos que recomendar uno, ese sería el Frici Papa. Este restaurante de comida casera y realmente barato, fue donde probamos la sopa meggyleves y Lesly se enamoró literalmente de un postre llamado somlói galuska. Si van, pruébenlo.

 

KARAVÁN

Las street foods están de moda en todo el mundo y en Budapest no iba a ser menos. Probablemente el lugar de referencia es el Karaván, un solar donde conviven diferentes puestos de comida (básicamente rápida) pero con muy buen ambiente tanto de día de noche. Se encuentra en el barrio judío, donde también están algunos de los ruin bars más populares.

 

RUIN BARS

Y el más famoso de todos esos ruin bars es el Szimpla Kert. Un ruin bar es precisamente eso, un bar en ruinas, o lo que es lo mismo , un bar/pub que se crea a partir del uso de locales y edificios que estaban así, casi en ruinas, para darle una nueva vida.

mde

En este, el tercer mejor bar del mundo en 2012 según la Lonely Planet, puedes estar en muchos espacios diferentes con ambientes distintos, incluído una zona para actuaciones en directo.

Las paredes están totalmente grafiteadas y la decoración se compone de todo tipo de cosas recicladas (y cuando decimos de todo tipo es de todo tipo). No puedes ir a Budapest y no pasar por ahí y tomarte unas cervezas. Eso sí, no se te ocurra brindar, no es algo que allí sea bien visto.


No te olvides de seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter y también echarnos una mano compartiendo este artículo con tus contactos, pinchando en los enlaces que hay al final de este post.

No te cuesta nada y a nosotros nos hace muy feliz. 🙂

 

¿TE GUSTÓ ESTE POST?. SUSCRÍBETE PARA RECIBIR MÁS COMO ESTE Y LLÉVATE ESTE EBOOK GRATIS

anuncio web

 

   Enviar artículo en formato PDF