DIARIO DE ESLOVENIA: 4. EL LAGO BLED

Puedes compartirlo

Tomo rumbo al oeste del país, donde están situados los lagos Bled y Bohinj, uno de los lugares más hermosos que existen en Eslovenia. ¿Vienes conmigo?

El lago Bled, la postal de Eslovenia

La postal de Eslovenia.

Para llegar a Bled y aprovechando que había comprado la vigneta a la entrada al país, tomé la autopista A1 dirección Ljubljana durante unos 100 km hasta llegar a la localidad de Domzale, donde tomé la 447 que enlaza poco más adelante, en el pueblo de Trzin con la 104. Luego entré en la autopista A2 por la primera entrada que encontré y la abandoné en la salida número 3 que me llevó directamente al pueblo turístico de Bled.

Realmente parece muy lioso, pero estando sobre la carretera es verdaderamente fácil llegar. Como ya dije, Eslovenia tiene una red de carreteras muy cuidadas y muy bien señalizadas.

No llegué a entrar a Bled, pues me iba a quedar en las afueras, a solo 1 km del pueblo, pero en un auténtico remanso de paz alrededor de un bosque, que es donde está el Hotel Pensión Pibernik , solo 44 € con desayuno.

Fachada del Hotel Pibernik

Lo recomiendo

BLED

El pueblo de Bled no tiene ningún interés. Es un conjunto de apartamentos y pequeños hoteles y ya está. El interés de este lugar radica fundamentalmente en el entorno natural que lo real. Y entre ellos, el lago, sin duda, es su mayor atractivo, aunque el castillo que se asoma a 130 metros sobre la montaña no se queda atrás.

Lago Bled desde la orilla frente al castillo

….y si encima te toca un día tan espectacular como este…..

EL LAGO

El lago Bled bien merece un paseo a pie o en bicicleta. Es una auténtica delicia rodearlo por el camino que lo bordea. Tranquilidad absoluta, no está saturado de turismo, aunque esto se debe también a lo grande que es, estamos hablando de un lago que tiene unos 5 kilómetros y medio de orilla.

Lago Bled con castillo al fondo

Prometo que estaba disfrutando, aunque mi cara parece decir lo contario

El lago Bled te deja con la boca abierta nada más verlo. Sus aguas color turquesa invitan a bañarte, pero recuerda que este es un lago glaciar y sus aguas están bien frías todo el año, doy fe de ello. Al fondo, los Alpes Julianos, te contemplan con nieve aunque sea verano. A donde primero se nos dirige la vista es al castillo que está sobre la montaña. Visita obligada, no solo por su historia, sino sobre todo, por sus vistas del lago.

Las aguas absolutamente color turquesa

Las aguas absolutamente color turquesa

Más adelante, toda la atención se centra en la isla que está casi en el centro del lago. Si ya el lago de por sí tiene una belleza impresionante, con la isla en medio lo hace aún más espectacular. Damos gracias a que existe desde hace mucho la fotografía digital y podemos disparar miles de fotos, porque imagino la frustración que sería visitar este lugar cuando solo existía la analógica y no poder hacer una cantidad muy grande con aquellos carretes de 36 fotos.

Ganas de bañarse dan, pero el agua es bien fría

Ganas de bañarse dan, pero el agua es bien fría

Una vez que se llega al otro extremo del lago, frente al pueblo, puedes hacer un descanso en una zona donde hay unas hamacas o, un mejor plan, tomar un barquito para ir a la isla. Tienes dos opciones, una es alquilar una pletna (barquito con un remero) por 12 € o alquilar un barquito para remar tú mismo (10 € / 1 hora). Esta última fue la opción que yo escogí, pues de toda la vida he estado en contacto con los barcos y sé remar perfectamente, así que fue sencillo.

Remando hacia la isla

El experto marinero

Y al poco tiempo de estar remando llegué a Blejski Otok, es decir, la isla del lago Bled. Esta isla, la única isla que tiene Eslovenia, tiene muchísmas leyendas, pero la más conocida es la que dice que debes subir hasta la Iglesia de la Asunción y tocar tres veces la campana. Si lo haces, se concederá el deseo que hayas pedido. La entrada a la iglesia cuesta 6 €, pero hay distintos precios según las edades y el número de visitantes. Puedes consultarlo aquí.

EL CASTILLO

El castillo de Bled a 130 metros de altura

El castillo de Bled a 130 metros de altura

Subir al castillo es , como dije antes, una visita obligada. Tiene unas vistas espectaculares del lago. Yo subí por la tarde y también al día siguiente por la mañana, y así obtuve tomas con el sol en distinta posición. De todos modos aconsejo la primera parte del día, porque después del mediodía, el sol pega de frente y no puedes hacer las mejores fotos.

Vistas del lago desde el castillo

Alucinantes vistas

La subida a pie hasta el castillo me lleva unos 15 minutos. También se puede subir en coche y tienes aparcamiento gratuito arriba. La primera vez que fui era por la tarde y no había nadie en la taquilla ya, creo que o iban a cerrar en breve o el de la taquilla tuvo un apretón y fue al baño. Conseguí hacer unas fotos pero la luz que había en ese momento no me gustó. Eso sí, la vista es espectacular. Alguien viene y me dice amablemente que debo salir ya porque van a cerrar, por lo que descarté el apretón del portero, jejej. Tengo claro que al día siguiente voy a subir de nuevo.

El interior del castillo

El interior del castillo

Por la mañana vuelvo a subir, esta vez en coche porque justo después seguiré al lago Bohinj, y esta vez sí pago la entrada de 9 € (a día de hoy es más caro). La entrada te permite visitar algunas estancias y un museo, pero realmente, lo espectacular es la vista que hay del lago y también del pueblo. En definitiva, el castillo me resulta demasiado “parque temático” y aunque data de antes del S.XII , a veces da la sensación de estar en una reconstrucción de lo que fuera un castillo de esa época. Aquí te dejo los precios de entrada al castillo y los horarios de visita. Ahora cojo el coche y me dirijo a Bohinj y sus alrededores, pero eso será otro capítulo.

La belleza del lago desde las alturas

Sin palabras.

Si quieres también puedes leer otros post de este viaje a Eslovenia:

La bella Piran

La vieja Novo Mesto

Ptuj y Maribor

También aquí tienes una útil y completa guía para visitar Eslovenia.

Si te gustó lo que leíste, compártelo con tus contactos pinchando en los enlaces que hay al final de este post, suscríbete solo poniendo tu email y sígueme en Facebook , Twitter e Instagram.

No te cuesta nada y a mí me pones muy feliz. :)

 

¿TE GUSTÓ ESTE POST?. SUSCRÍBETE PARA RECIBIR MÁS COMO ESTE Y LLÉVATE ESTE EBOOK GRATIS

anuncio web

 
 

 

Puedes compartirlo

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

QUIÉNES SOMOS

61500_504567106273714_1109859802_n ¡Estos somos nosotros! Salva y Lesly, las letras, las imágenes y las voces de El Viajero Curioso. Un canario y una mexicana apasionados por viajar....y por contarlo todo aquí. ¡Acompáñanos!

NUESTROS VIDEOS

Opt In Image
Solo para Viajeros Curiosos

Suscríbete para recibir semanalmente un boletín con todas las novedades de El Viajero Curioso y llévate este libro GRATIS

BLOG RESPONSABLE CON LOS ANIMALES – MIEMBRO DE FAADA