Muerte y belleza. ¿Pueden estos dos términos estar juntos? Nosotros creemos que sí y por supuesto, un cementerio es el lugar idóneo para comprobarlo. El cementerio de Kerepesi en Budapest es un buen ejemplo.

cementerio

Es raro para muchas personas, cuando viajan, el visitar un cementerio. Para otros muchos, es casi algo de mal gusto. Para nosotros es una visita casi obligada, parte de nuestro intinerario.

cementerio

Pero al igual que no visitamos cada uno de los museos que hay allí donde vamos, porque hay algunos que no son de nuestro interés, tampoco vamos a todos los cementerios, sino los que creemos que por su belleza (como el de Glendalough, Irlanda, a unos 40km al sur de Dublín) o por ciertos personajes enterrados ahí que han entrado en la Historia por alguna razón, como por ejemplo, en la Abadía de Westminster, en Londres, están muchísmos de los reyes de Inglaterra, pero además escritores como Geoffrey Chaucer, Charles Dickens, Samuel Johnson, Rudyard Kipling, actores como Laurence Olivier, Henry Irving o personalidades tan importantes para la Historia de la humanidad como Charles Darwin o Isaac Newton.

cementerio

Pero también hay cementerios que conjugan un poco de todo esto. El que nos ocupa en este post es uno de ellos. En el cementerio de Kerepesi de Budapest, hay enterradas personalidades importantes de Hungría, pero también es un lugar donde puedes ver parte de la historia que ha vivido el país. Y sobre todo, es un cementerio que destaca por su belleza sepulcral.

COMO LLEGAR

Para llegar desde el centro de Budapest hasta Kerepesi es bien sencillo. Nosotros lo hicimos a pie, no es mucha distancia, es todo llano y vas viendo partes de la ciudad que están fuera de las rutas turísticas.

cementerio

La otra es tomar el metro (las línea 2 y 4) y bajarse en la estación Keleti Pályaudvar. De ahí a la entrada son unos 400 metros aproximadamente caminando.

cementerio

La entrada es gratuita pero te aconsejamos que primero pases por la oficina y recojas un plano para que te puedas guiar y situar bien, porque el cementerio es grandísimo.

EL CEMENTERIO DE KEREPESI

Nosotros tuvimos que dedicar toda la mañana al cementerio. Salir por la mañana, caminar aproximadamente entre 40 min y 1 hora para llegar y la estancia dentro fueron unas 3 o 4 horas.

cementerio

Nuestro recorrido lo comenzamos por el lado izquierdo según entras, y creemos que es la mejor opción, porque hacia el otro lado está la parte más atractiva y está mejor que quede para el final, como colofón.

cementerio

Lo primero que encontramos fue un obelisco que es el centro de la zona soviética. Una parte que contrata con el resto del cementerio por su pulcritud, orden y frialdad.

cementerio

Una vez salimos de esa zona, tocaba caminar por una larga, larguísima avenida de casi un kilómetro de longitud donde nos encontramos multitud de tumbas y panteones, la mayoría en estado ruinoso y absolutamente desatendidos.

cementerio

Y después de esa avenida, llegamos a la que nosotros consideramos la parte más espectacular del recorrido. Unas cuantas decenas de hectáreas con calles que desembocan en especies de rotondas, y unos cuantos de cientos de miles de metros cuadrados de jardines donde se intercalan los árboles con las tumbas como si todo brotara de la tierra de la misma manera.

cementerio

También encontramos vastas extensiones de algo parecido a un bosque donde se intuye ver algunas tumbas con esa sensación de abandono definitivo, que hace al lugar más atractivo aún y también más fotogénico.

cementerio

cementerio

En esta zona del cementerio también encontramos lugares curiosos como una avenida con unas arcadas donde están los mausoleos donde descansan las familias pudientes de la alta sociedad húngara. Unas arcadas con estatuas de una clara infuencia italiana. Un lugar bonito y espectacular.

cementerio

De camino a la salida nos tropezamos de lleno con la Historia en el Panteón del Movimiento Obrero por un lado y muy cerca el Monumento a los Héroes del 56.

cementerio

Panteón del Movimiento Obrero

 

cementerio

Monumento a los Héroes del 56

 

En definitiva, una visita que nosotros consideramos que puede estar dentro de tu itinerario si vas a Budapest, un cementerio que combina varias partes bien diferenciadas y un lugar que para visitarlo dedícale unas dos o tres horas, pero que seguro no te arrepentirás de haber ido.

cementerio


No te olvides de seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter y también echarnos una mano compartiendo este artículo con tus contactos, pinchando en los enlaces que hay al final de este post.

No te cuesta nada y a nosotros nos hace muy feliz. 🙂

 

¿TE GUSTÓ ESTE POST?. SUSCRÍBETE PARA RECIBIR MÁS COMO ESTE Y LLÉVATE ESTE EBOOK GRATIS

anuncio web