LA CALZADA DEL GIGANTE: LEYENDA Y NATURALEZA

Puedes compartirlo

La Calzada del Gigante es una visita obligada si se viaja a Irlanda del Norte. Es un paraje natural que sorprende, que asombra y que deja volar la imaginación. Aquí te explico como llegar, que ver y cuanto cuesta (o no) todo. Adelante, el Gigante te espera.

Estamos en el norte de la isla, en Irlanda del Norte, territorio perteneciente al Reino Unido pero por mucho tiempo reclamado por Irlanda. Aquí se encuentra La Calzada del Gigante (Giant´s Causeway), un espacio natural espectacular constituido por unas 40 mil columnas hexagonales de basalto creadas hace unos 60 millones de años debido al enfriamiento de la lava y que dejó esta curiosa forma.

La Calzada del Gigante 8- El Viajero Curioso

La Calzada del Gigante. Naturaleza, leyenda….y frío

Como no podía ser de otra manera, La Calzada del Gigante (o La Calzada de los Gigantes como también se le suele llamar) es Patrimonio de la Humanidad desde 1986. Este título no es solo para La Calzada, sino también para toda la Costa de Antrim, que es donde está ubicada.

LA LEYENDA

Cuenta la leyenda, que existía un gigante irlandés llamado Finn McCool, el cual tenía un rival -también gigante- en Staffa (Escocia) llamado Benandonner. Estos dos gigantes se odiaban, aunque curiosamente no se habían visto jamás.

Se tiraban piedras entre sí y ellas fueron formando un camino que cubría los aproximandamente 125 km que separan el norte de Irlanda con las Isla Hébridas en Escocia.

Los tubos hexagonales son impresionantes.

Por aquí caminó Benandonner.

Un día, Benandonner, decidió enfrentarse directamente a Finn y caminó por la calzada dirección a Irlanda. Al enterarse de la inminente llegada del gigante escocés, la mujer de Finn, que se llamaba Oonagh, vistió a su marido como un bebé.

Cuando Benandonner llegó a Irlanda y vio a “ese bebé” pensó que si el hijo de Finn tenía ese tamaño, su padre debía de ser de proporciones inimaginables.

Aterrorizado dio media vuelta y huyó a Escocia. En su huída, pisó fuertemente en el camino con la intención de destruírlo y que de esa manera Finn no pudiera seguirlo.

La Calzada del Gigante 3- El Viajero Curioso

A ver si llego a Escocia.

Por ello, La Calzada solo se puede apreciar en las dos costas, irlandesa y escocesa.

Lo más gracioso de todo esto, es que en Escocia existe la misma leyenda pero es Finn quien huye al ver al “bebé” de Benandonner.

LA VISITA

La Calzada del Gigante es una visita obligatoria cuando se viaja a la isla de Irlanda. Al tratarse de una isla que no tiene mucha extensión, se puede visitar en un día estando prácticamente en cualquier parte de ella.

Por supuesto, cuanto más al norte se está, más rápido se puede llegar y más tiempo hay para disfrutarla.

Una chica haciendo una sesión de fotos en La Calzada del Gigante

Lugar perfecto para una sesión de fotos.

Recomiendo que no se prepare una visita solamente a La Calzada, sino que se recorran algunos de los lugares de interés que hay cerca.

Por ejemplo, una propuesta fácil de realizar y que tiene una buena cantidad de sitios que ver es la siguiente:

  • Mussenden Temple
  • Dunluce Castle
  • Puente colgante de Carrick-a-Rede
  • Calzada del Gigante

Mussenden Temple

Es una construcción de forma circular al estilo Templo de Vesta (Italia) que está en un acantilado. Con la erosión de este, el templo está cada vez más cerca de caer, por lo que las autoridades han optado por apuntalarlo para evitar que caiga montaña abajo. Su visita es gratuita, siempre que lo encuentres abierto.

 

Dunluce Castle

Enclavado en una de las zonas más espectaculares de la costa del Condado de Antrim, el  Dunluce Castle es un castillo medieval que se encuentra sobre una gran roca al borde del mar. Se accede a través de un puente.

 

Puente colgante de Carrick-a-Rede

Pero si de puentes hablamos, el que se lleva el premio gordo es el puente colgante de Carrick-a-Rede. Se encuentra a 11 km de La Calzada del Gigante y es un puente que conecta “tierra firme” con la pequeña isla de Carrickarede. Tiene solo 20 metros de longitud, pero cuando sopla el viento, que en esta zona es muy habitual, es una aventura cruzarlo. Para ello, haga viento o no, debes pagar una entrada de casi .

 

La Calzada del Gigante

Y por fin llegamos a La Calzada del Gigante. Para empezar, vamos a pagar. Porque para  entrar no es necesario pagar, pero si para dejar el coche en el parking, y nada más y nada menos que .

El camino que lleva a La Calzada......espectacular paisaje.

El camino que lleva a La Calzada……espectacular paisaje.

Al lado está el Centro de Visitantes (entrada ) donde hay una cafetería, una tienda de souvenirs, baños…. eso sí, vete preparándote para rascarte el bolsillo, porque los precios son bastante altos.

La Calzada está a 1 km del Centro de Visitantes y se puede hacer en un cómodo y bonito paseo de descenso (es el que yo recomiendo yo) o en una guagua (bus) previo pago de .

Columnas basálticas parte del Órgano del Gigante.

Columnas basálticas parte del Órgano del Gigante.

Una vez abajo, ten bien cargada la batería de la cámara o del teléfono porque no vas a parar de hacer fotos a cada uno de los rincones. Desde las formaciones hexagonales que parecen emerger del océano, pasando por La Bota del Gigante, formación rocosa con forma de bota y que la leyenda dice que es una de las que llevaba puestas Benandonner cuando salió huyendo de allí, pasando por El Órgano del Gigante, columnas basálticas de unos 12 metros de altura y que simulan un órgano de iglesia.

La Calzada desde la parte alta del acantilado

La Calzada desde la parte alta del acantilado

Una vez hayas fotografiado todo lo habido y por haber y decidas regresar, tienes dos opciones. Una es volver por donde mismo llegaste, caminando o en guagua (otra libra más que hay que pagar), o hacer el sendero que está en la dirección opuesta a por el que bajaste. Este sendero tiene 2 km de recorrido y merece la pena hacerlo a pesar de alguna rampa dura que te encontrarás. ¿La recompensa? Unas espectaculares vistas desde lo más alto del acantilado con La Calzada justo debajo.

 

COMO LLEGAR

Tienes varias opciones para llegar a La Calzada del Gigante.

Columnas basálticas.

¿Merece una visita o no? (pregunta retórica)

EN COCHE:

Saliendo de Belfast, dirección norte por la A26, luego continúas por Ballybogy Road a la altura del pueblo de Ballymoney, luego girar a la izquierda por la carretera A2 Dunluce Road hasta llegar al desvío a la derecha de la Causeway Road.

 

EN GUAGUA (BUS):

Desde Dublin: 

Tomas la guagua en la Busaras Bus Station, Línea Bus X1. Luego bajas en la Buscentre de Belfast y tomas la línea 218 dirección Coleraine. Allí debes tomar la línea 172 hasta La Calzada del Gigante. (unas 5 horas de duración)

Desde Belfast:

Tomas la guagua en la Buscentre de Belfast y tomas la línea 218 dirección Coleraine. Allí debes tomar la línea 172 hasta La Calzada del Gigante. (unas 2 horas y media de duración)

 

EN TOUR ORGANIZADOS:

Desde Dublin:

Se recorre Belfast y La Calzada del Gigante. Tienen salidas diarias y el precio ronda las 75£ dependiendo donde lo compres. Se sale de Dublin a las 7:30 y se regresa a las 19:30. Las comidas no están incluidas y en Belfast, después del tour, te dan dos horas libres para que puedas visitarla a tu gusto.

Desde Belfast:

Se recorre la costa de Ardim. Tienen salidas diarias y el precio ronda las 25£. Se sale de Belfast a las 8:30 y se regresa alrededor 16:30. Las comidas no están incluidas, ni tampoco el pase para el puente de Carrick-a-Rede. Se visitan casi todos los puntos recomendados por mí anteriormente. Ambos tours son en español.

Por último, te hago dos recomendaciones. Una es que vayas en verano porque el clima suele ser un poco (solo un poco) mejor. La otra es que, si puedes, visita La Calzada del Gigante con marea baja, pues podrás ver más calzada y así el espectaculo es mayor aún.

Recuerda que puedes seguirme en Facebook y Twitter y también echarme una mano compartiendo este artículo con tus contactos, pinchando en los enlaces que hay al final de este post.

No te cuesta nada y a mí me pones muy feliz. :)

Puedes compartirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

QUIÉNES SOMOS

61500_504567106273714_1109859802_n ¡Estos somos nosotros! Salva y Lesly, las letras, las imágenes y las voces de El Viajero Curioso. Un canario y una mexicana apasionados por viajar....y por contarlo todo aquí. ¡Acompáñanos!

NUESTROS VIDEOS

Opt In Image
Newsletter para Viajeros Curiosos

Suscríbete para recibir semanalmente un boletín con todas las novedades de El Viajero Curioso y llévate este libro GRATIS

BLOG RESPONSABLE CON LOS ANIMALES – MIEMBRO DE FAADA