Si vas a ir a Budapest, sabes que vas a visitar algunos de sus balnearios. Pero, ahí es cuando aparecen las dudas, ¿cuál o cuáles visito? En este post te damos todos los datos y recomendaciones.

Una de las cosas que sabíamos de antemano que íbamos a hacer en Budapest era visitar, al menos, uno de sus balnearios. La elección es muy complicada por la cantidad de balnearios que hay en toda la ciudad y también por el tiempo que tengas de estancia en ella.

Y es que Budapest tiene el título de Ciudad de los Balnearios que le fue otorgada en 1934. Un título más que merecido porque estamos hablando de una ciudad que tiene balnearios desde la época romana. Más adelante, durante el dominio otomano en los siglos XVI y XVII, los turcos también hicieron sus termas.

ALGUNOS CONSEJOS

Antes de empezar, te dejamos un par de consejos esenciales:

1, Antes de comprar la entrada, fíjate si el acceso es mixto, porque hay muchos que tienen días reservados para hombres y otros días para mujeres.

2, En caso que se te olvide llevar toalla o cualquier otro elemento necesario para disfrutar del lugar, allí lo puedes alquilar por un módico precio.

3, Si tienes la opción de visitar uno de ellos cuando oscurezca, no desproveches esa preciosa posibilidad…y si es en invierno, aún más, porque podrás “disfrutar” del contraste de temperatura de las piscinas exteriores, a unos 38º, y la temperatura ambiente que está a bajo cero.

En nuestro viaje a Budapest nos decidimos solo por uno, pero en este post queremos darte otras opciones para que decidas cual (o cuales) te vienen mejor.

 

SZÉCHENYI

 

Y es justo este, el de Széchenyi, por el que nos decidimos. Su edificio amarillo de principios del siglo XX que tanto habíamos visto en fotografías fue lo que nos hizo decantarnos por él. Nosotros queríamos ser parte y protagonistas de esas fotos.

Los baños cuentan con un total de 15 piscinas, 3 al aire libre y 12 interiores. Pero también en él puedes disfrutar de varias saunas y salas de masajes.

Como dijimos antes, si puedes disfrutar del atardecer y parte de la noche, no lo desaproveches, es genial. La iluminación de las piscinas exteriores, el contraste de temperaturas hace de esta experiencia un momento mágico.

En temporada baja no tienes problema para comprar entradas, incluso en el mismo balneario, pero en temporada alta (Navidad incluída) te aconsejamos que la compres por anticipado para evitar colas o que no puedas entrar. Puedes comprar tus entradas en este enlace.

La entrada la puedes comprar con taquilla o con cabina. Nosotros la cogimos con cabina y la aconsejamos porque es muy cómodo y el precio no es tan diferente al de taquilla.

¿Dónde está?:  Állatkerti krt, 11.

¿Cuánto cuesta?: A partir de 18 euros comprándolo desde este enlace.

Compra aquí tu entrada al Balneario Széchenyiy evita las colas

Compra aquí tu entrada para Balneario Széchenyiy con masaje

 

GELLÉRT

 

El Balneario Gellért es, junto al Szécheny, el balneario más famoso de la ciudad.

Esta situado al comienzo de la colina Gellért, dentro del hotel del mismo nombre. Es una edificación de estilo art nouveau muy bonita y elegante.

La fama de este balneario viene básicamente de su piscina principal, la cual ha salido en anuncios de publicidad y en películas. Es una piscina rodeada de columnas, pero cuidado, no es de agua caliente.

Nosotros no entramos a este porque en esos días estaban rodando una película y habían lugares restringidos.

Como en el caso de Szécheny , también aconsejamos comprar las entradas con antelación para que no te quedes con las ganas.

Cuenta con 8 piscinas termales, saunas, piscina con olas artificiales y piscinas para nadar También tiene la posibilidad de alquilar una piscina privada.

¿Dónde está?Kelenhegyi útca, 4.

¿Cuánto cuesta?: A partir de 19 euros comprándolo desde este enlace.

Compra aquí tu entrada al Balneario Gellérty evita las cola

Compra aquí tu entrada al Balneario Gellérty con masaje

RUDAS

 

Como dijimos al principio, la ocupación otomana dejó algunos lugares que aún se conservan. Los baños turcos son uno de ellos y los de Rudas no solo son los mejores de la ciudad, sino que están considerados también los más bonitos del mundo.

En ellos sí que tienes que tener cuidado cuando quieres ir, porque dependiendo del día podrán usarse por hombres o por mujeres. Los fines de semana están abiertos para los dos sexos.

La piscina principal es de forma octogonal y está en una sala que tiene una cúpula de 10 metros de diámetro con ocho columnas. “Lo malo” que tienen estos baños es que no puedes hacer fotos en ellos.

¿Dónde está?Döbrentei tér, 9.

¿Cuánto cuesta?: A partir de 7 euros.

KIRÁLY

 

Los Király también son unas termas de origen turco y es por ello por lo que también encontrarás una piscina octogonal.

Como factores a favor tienen que no suelen estar llenas, la mayoría de la gente que van aquí son locales, y su precio es de los más baratos de toda la ciudad.

Como curiosidad hay que decir que estos baños no están junto a ningún manantial, sino que las aguas vienen por medio de unas tuberías de pino desde el mismo manantial que se alimenta el Balneario Lukács. La razón fue que los turcos pensaban que una vez que la ciudad estuviera sitiada no podrían ir a ninguno de los baños, y de esta manera, construyéndolos dentro del palacio podrían seguir disfrutando de ellos.

Tiene 4 piscinas, la octogonal típica de los baños turcos y otras 3 más pequeñas. Además cuenta con servicios como masajes, sauna y hamam. Estos baños también restringe el acceso a hombres y mujeres dependiendo del día.

¿Dónde está?:  Fő útca, 84.

¿Cuánto cuesta?: A partir de 9 euros.

LUKÁCS

 

Del último que vamos a hablar es del Balneario Lukács, un balneario que data de la Edad Media y que llegó a ser el más grande de Budapest.

Tiene 8 piscinas (unas interiores y otras exteriores) y con saunas. Algunas de las piscinas son de uso exclusivo para mujeres y otras para hombres, pero la mayoría son mixtas.

Normalmente está llena de húngaros, pero cada vez más hay turistas que acceden gratis por tener la Budapest Card, que la incluye entre sus atracciones.

Compra aquí tu Budapest Card

¿Dónde está?Frankel Leó útca, 25-29

¿Cuánto cuesta?: A partir de 12 euros.


Nota: Todas las fotos están sacadas de Budapest Gyógyfürdői excepto las del Balneario Szécheny que son autoría de El Viajero Curioso.


Recuerda que nos puedes seguir en Facebook, Instagram y Twitter y también echarnos una mano compartiendo este artículo con tus contactos, pinchando en los enlaces que hay al final de este post.

No te cuesta nada y a nosotros nos pones muy feliz. 🙂

 

¿TE GUSTÓ ESTE POST?. SUSCRÍBETE PARA RECIBIR MÁS COMO ESTE Y LLÉVATE ESTE EBOOK GRATIS

anuncio web