Muerte y belleza. ¿Pueden estos dos términos estar juntos? Nosotros creemos que sí y por supuesto, un cementerio es el lugar idóneo para comprobarlo. El cementerio de Kerepesi en Budapest es un buen ejemplo.Leer más

   Enviar artículo en formato PDF