Una de las curiosidades de la gastronomía de la región franco-alemana de la Alsacia.

Tarte flambée con panceta

Tarte flambée con panceta

Normalmente cuando nos nombran Alsacia, recordamos los libros de Historia y lo asociamos a otra de las actuales regiones francesas, Lorena. Estos dos territorios han pasado, a lo largo del tiempo, a pertenecer a Francia, anteriormente a Alemania e incluso a ser independientes. Si uno se dirige a Alsacia (noreste de Francia haciendo frontera con Alemania y Suiza) podrá disfrutar de una cantidad de pueblitos, muchos de ellos con nombres alemanes debido a su pasado, de una belleza incuestionable y donde podrás degustar uno de los platos típicos de la región: la Tarte Flambée.

Tarte flambée con champiñones

Tarte flambée con champiñones

Cuando vemos por primera vez la Tarte Flambée (o Flammkuchen en alemán) podemos llegar a creer que es una pizza, pero nada más lejos de la realidad. La Tarte Flambée y la pizza solo tienen en común su forma. El resto es diferente. La Tarte Flambée está elaborada con cuatro ingredientes básicos que son la masa (muy fina), nata, cebolla y panceta. Muchas veces se le une un quinto ingrediente que es el queso Munster, típico también de la región.

Tarte flambée con queso Munster

Tarte flambée con queso Munster

La Tarte Flambée aparece casi por casualidad, (como muchas de las comidas que conocemos) cuando a principios del S.XX la gente de la región antes de meter el pan en el horno de leña, introducían un poco de masa estirada para comprobar si ya estaba lo suficiente caliente. En menos de un minuto, se sacaba la masa ya cocinada y de esta forma comprobaban que el horno estaba listo para el pan. Pero esa masa que en un principio se tiraba, se comenzó a utilizar como aperitivo poniéndole los ingredientes antes citados y creando, casi sin querer un plato nuevo.

Tarte flambée con cebolla y panceta

Tarte flambée con cebolla y panceta

Es muy fácil comer en cualquier sitio la Tarte Flambée. Todos los restaurantes de la región la sirven, desde su capital Estrasburgo hasta preciosos pueblos como Issenheim, Ribeauvillé, Kaysersberg, Eguisheim, o la pequeña ciudad que destaca por encima de todos, la bella Colmar. En cualquiera de estos lugares podrás degustar una Tarte Flambée, acompañada de una Picon Bière, es decir, cerveza con un chorrito de Picón (aperitivo con alta graduación alcohólica y aroma a naranja) y que es otra de las especialidades de la región.

Recuerda que puedes seguirme en Facebook y Twitter y también echarme una mano compartiendo este artículo con tus contactos, pinchando en los enlaces que hay al final de este post.

No te cuesta nada y a mí me pones muy feliz. 🙂